lo malo de los software

computadora, internet, software

Que instalen sin permiso un icono en la barra de inicio rápido.
 
Lo siento, pero mi barra de inicio rápido es sagrada. Sólo pongo ahí los
programas que realmente uso a diario, y además en un orden determinado.

 

 Que se ejecuten automáticamente al arrancar Windows.  No todos los
programas son tan imprescindibles como para tener que ejecutarlos nada más
arrancar el PC. Además, es una de las cosas que más afectan a la velocidad
de Windows.

 

Que añadan media docena de iconos al Escritorio. Tener un acceso directo al
programa me parece bien, pero de ahí a que  pongan también accesos directos
a la ayuda del programa, la web del desarrollador etc nada mas deben de
estar los programas que de verdad vamos a utilizar si no nada mas quitan
espacio

 

Que me cambien la configuración del navegador. Esto no tiene perdón. Con el
trabajo que cuesta tener el navegador bien configurado, para que llegue
cualquier programa chafa y te cambie el buscador por defecto, la página de
inicio y no sé cuántas cosas más!

 

Que se llamen “freeware” y luego tengan limitaciones. No hay nada peor que
bajarse un programa increíble con la promesa de que es gratis para luego
encontrarte cosas que no funcionan bien, límites de tiempo, que son
simplente demos… Uno se siente engañado, y es una sensación muy
desagradable.

 

Que no tengan una utilidad de deinstalación.si un programador es lo
suficientemente inteligente para crear un programa, ¿es que no puede crear
la correspondiente utilidad de desinstalación? No puede ser tan difícil, o
entonces que no lo saquen al mercado hasta que no se desinstale correctamente

 

Que me pregunten por qué los desinstalo
. ¿Qué me dices de los que te piden
una razón por la que los desinstalas? Pero bueno, si no le doy
explicaciones ni a mi madre, ¿para qué se las voy a dar a alguien que ni
siquiera conozco?

y tu¿ que odias de tu software ?

Anuncios

Un comentario en “lo malo de los software

  1. Buenísimo. Como siempre, me divierto cada que entro a tu blog.

    Otro de los clásico es cuando instalas un programa y siempre te ofrecen un toolbar o algún otro programa que solo te deja adware o elementos molestos.

    Uno más. Que adquieres una edición gratuita de tal o cual programa y cada que lo aprietas un botón o le mueves algo te sale una ventanota preguntándote si quieres adquirir la versión “Pro” y con soporte.

    Otro. Cuando desinstalas un programa te deja lleno de accesos directos vacíos, entradas de registro obsoletas, y 3 kilos de basura más.

    Que un porgrama que sirve para hacer dos cosas pese 1.5 GB, y esto sobretodo incluye al software de pago. Nunca he entendido cómo es posible que un programa open source pese a veces menos del 10% de lo que pesan otros que “sirven” para hacer exáctamente lo mismo.

    Como siempre, creo que estas cosas son casi exclusivas de Windows. Ni modo.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s